luz-en-la-oscuridad

La negra sombra del cáncer cayó de repente sobre aquella mujer de acáis azabaches y mirada valiente. Ella no aceptó tenerla como acompañante más allá del quirófano y la quimioterapia. No la dejó alargarse por el lado de la desesperanza. Rehuyó utilizar cualquier metáfora para protegerse. El tumor jugaba a engañarla, pero ella sabía manejarse en las distancias cortas. Sin miedo a lo por venir, sin eufemismos vanos. Cerrando la herida de su pecho. Abriendo su corazón. Lanzándose a campo traviesa de sus sentimientos.

 

(Microrrelato extraído del libro Ajuste de Cuentos, de José González Núñez,

editado por Arráez Editores y KOS, Comunicación, Ciencia y Sociedad, 2013)

Dejar respuesta