medicina 4p
Foto por Bermix Studio en Unsplash

La  Medicina descriptiva ha sido dominante durante mucho tiempo. La actual, más dinámica, patogénica y científica, no borra la descriptiva, la complementa. Con los avances médicos el número de términos y su complejidad no ha dejado de aumentar. La propuesta de la Medicina 4P resultó prometedora.                  

Diccionarios Médicos

  Cada especialidad médica- en España hay más de 40- maneja su propio diccionario o, cuando menos, un glosario de términos. No podemos olvidar que los avances científicos han propiciado el desarrollo de numerosos campos, con sus correspondientes jergas. Algunas partes han aportado gran cantidad de conocimientos, incorporados finalmente a la terminología médica. Es el caso de la Biología molecular, Farmacia, Física y Química médica, Genética, Informática, Odontología, Sociología,… Por eso, los diccionarios médicos siguen creciendo hasta hacerse inmanejables; la solución está en su uso “on line”.

 Citaremos dos referencias: el clásico “Dorland” de Medicina (2.005) y el Diccionario de la Real Academia Nacional de Medicina (D. R. A. N. M.), edición de 2.012. El primero recoge 122.000 definiciones, de las cuales más de 10.900 empiezan por P. El segundo selecciona los más importantes, dejándolos en menos de la mitad. Así y todo, incluye 52.000 entradas, de las que empiezan por más de 4.000.

Medicina 4P

  En 1950 el biólogo austriaco Bertalanffy enunció la Teoría General de Sistemas y sus aplicaciones en situaciones biológicas complejas (publicación de 1.969). Expertos en Biología de Sistemas, publicaron en 2.008 que la Medicina Reactiva  o curativa ya no daba respuesta adecuada a los nuevos avances. Los modelos matemáticos, sociología, epidemiología, biología celular y molecular, bioinformática o genómica son transversales y habituales en la actual práctica médica. Hood y Galas, sintetizaron el concepto de la Medicina bajo el nombre de  Medicina 4P. Este enunciado ha caído bien en español por la coincidencia con el inglés del comienzo por la P.

  1. Medicina Participativa. Es una de las novedades sanitarias más importantes de finales del siglo XX. Con la emancipación, el enfermo decide sobre su enfermedad y el sano sobre su salud. Se ha democratizado la Medicina dando voz al ciudadano (sano y enfermo), que ya está en las redes de la información. A veces con las inevitables distorsiones negativas: autodiagnóstico, automedicación, incumplimiento terapéutico, actuación en beneficio propio, como la insolidaridad de movimientos antivacunas, etc. “Lo importante es participar y… ganar”.
  2.  Medicina Personalizada. Ya estamos en “la nube”. La Historia Clínica acumula una ingente cantidad de datos, incluso la carga genética de cada individuo, lo que permite establecer el diagnóstico, pronóstico y  tratamiento de forma individualizada. Pero se acompaña de algunos riesgos como es la clasificación, selección y, en definitiva, deshumanización de la medicina. “P práctica, pero peligrosa; puede pasar por perjudicial”
  3.  Medicina Predictiva. La propia genética, el papel de los factores predisponentes, la comorbilidad, etc., aportan gran cantidad de información. Ésta, debidamente objetivada y tratada, aproxima las probabilidades al acierto total en cualquier tipo de situación. “La mejor forma de predecir el futuro es creándolo”
  4.  Medicina Preventiva. Individual y colectiva, de exposición y disposición,… conocemos cada vez mejor qué evitar, por qué y cómo. La clásica identificación, parcial, con las vacunas, se ha extendido a toda la ciencia médica. “Más vale prevenir que curar”.

La opinión general es que, a pesar de algunos inconvenientes, las 4 Pes  integran muy bien la Medicina presente y del futuro.

Medicina 5P, 6 P, 7P,…

El éxito de la Medicina 4P ha estimulado la suma de más Pes por diversos autores, frecuentemente con poca fortuna. Es el caso de la Medicina Poblacional, que ya se contempla en la Participativa y Preventiva. La Medicina de Precisión va implícita en la Personalizada, como la de Probabilidad en la Predictiva. Similares argumentos podríamos aplicar a otras Pes como Pandémica, Patogénica, Paradigmática, Paramétrica, Medicina “Psic” o Psicomedicina, etc.

  Sin embargo, algunas incorporaciones podrían tener más sentido. Es el caso de la, ya considerada como imprescindible, Medicina Probatoria (Medicina basada en la Evidencia – Prueba). Otra incorporación oportuna sería la Medicina Precoz; porque como la Justicia, una Medicina demorada en el tiempo no es buena Medicina. Por supuesto Paciente, Panacea, Prescripción, Profesional, Profilaxis, etc. son algunos más de los 4.000 ejemplos que empiezan por P. En cualquier caso, más de 4Ps restarían fuerza al concepto.

 La Medicina 4P, puede ser tan criticada como se quiera, pero indudablemente sintetiza de forma original la deseable Medicina del futuro. Lo peor: algunos políticos, norteamericanos y europeos, la incorporaron a la “ideología” sanitaria de sus campañas electorales. Cuando un Partido utiliza la Medicina 4P cambia el significado: Políticos Perjudiciales Para Pacientes.

¿Por qué priorizamos la letra P?

  Del alfabeto, según el diccionario de la R. A. N. M. las letras con más palabras son: la CA y E. La primera se nutre de un gran número de términos de áreas como células, cromosomas, cáncer, etc. o llevan el prefijo “con” (conexión, asociación). En la A, los prefijos antian o la propia a, muy frecuentemente indican negación, privación o carencia. También son abundantes las palabras que, comenzando por eenes o ex, cambian el significado. La P ocupa el 4º lugar, también con frecuentes prefijos (pan, para, pato, peri, poli, pos, pre, …). Pero la preferimos porque incluye numerosas palabras médicas propias y porque la propuesta de Medicina 4P ha ejercido un efecto cebador.

Colofón

Los expertos estiman que con 2.000 palabras se puede mantener una comunicación fluida y con 10.000 una de nivel avanzado. Con las contenidas en los diccionarios médicos ¿cuántas jergas y combinaciones lúdicas se podrían construir?

Más de Medicina 4P en Esfera Salud

Dejar respuesta