médicos
Foto por Charles Deluvio en Unsplash

Las numerosas referencias al obligado cumplimiento de la Ley de Murphy y  ampliaciones, explican su carácter universal. En estas circunstancias, ¿cómo iba a excluirse la pandemia?” Las siguientes líneas se dedican al “ámbito legal” de la actuación de los médicos. También en el campo sanitario, como en todos, se cumple la ley universal de Murphy: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

LEER TAMBIÉN

– Se trata de una ampliación de la colaboración anterior, “COVID, Gestión según Murphy”, donde se abordó el marco legal de la Administración. En ambos casos se seleccionaron y adaptaron a la pandemia, algunas leyes, normas, etc., del libro de A. Bloch, editado por “temas de hoy”.

Epidemiología

– Variables como los índices de transmisión, hospitalización o incidencias añadidas (como la “borrasca Filomena”), se contemplan en la ley de Gumperson. En su versión semicuantitativa dice: “La probabilidad de que algo suceda es inversamente proporcional a su conveniencia”.

– Los epidemiólogos nos ilustran diariamente con gráficas sobre fallecimientos, ocupación UCI, contagios y hospitalizaciones. Se siguen con morbo porque responden fielmente a la 1ª ley de Isasi: “La mayor parte de los indicadores empeoran de forma ininterrumpida”. Cuando no es así, el epidemiólogo la corrige anotando información de días anteriores y representando los datos acumulativos.

– Llevamos tres oleadas, de momento, y estamos como al principio. Podemos estar satisfechos si pretendíamos cumplir el corolario de Farnsdick: “Cuando las cosas hayan ido de mal en peor, el ciclo se repetirá”.

– Índices, picos, valles, sectorización,…No, no es el recibo de la luz. Es que en epidemiología pandémica se sigue la ley de Klippstein: “Los datos siempre se expresan en los términos menos comprensibles”.

– La epidemiología en COVID-19 se ha revelado vital, gracias a la Estadística modernizada desde el enunciado de dos leyes.

      Ley de Maier: “Los datos que no se ajusten a sus previsiones, descártelos

      Ley de Williams y Holland: “Si se reúnen suficientes datos, la estadística le    ayudará a satisfacer cualquier encargo.

– A pesar de lo citado, siempre hay tacapelotas que, como los tontos, se fijan solo en lo anecdótico. Para neutralizarlos conviene resaltar los datos dudosos siguiendo el algoritmo de Albinak. Dice: “En una gráfica, la anchura de la línea más destacada será inversamente proporcional a la fiabilidad de los datos representados”.

– Es importante para el enfermo quedarse en casa a todos los efectos (prevención y teleasistencia). El argumento es la ley de Allen adaptada a la hospitalización: “Siempre es más fácil entrar que salir”.

Diagnóstico

–  Aplicación del Aforismo de Cochrane en COVID. “Antes de pedir una PCR o cualquier otra, decida lo que hará si el resultado es + o si es (-). Si ambas respuestas coinciden, no la pida

– La COVID-19 y el SARS-CoV-2 , siguen algunas leyes a tener en cuenta.

       Principio de Lyall: “Que el médico sepa el nombre de la enfermedad y del virus, no indica que tenga remota idea del significado”.

       Ley de Meltzer: “El hecho de que su paciente mejore no demuestra que el diagnóstico fuera correcto”.

Observación de Voltaire: “El arte de la Medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad”.

       Máxima del Dr.Mellon: ”Si su paciente mejora sin razón aparente, no descarte la curación”.

 Tratamiento

 – No hay tratamiento específico, pero los enfermos no pueden quedar desamparados; eso sí, también el médico debe protegerse con cobertura legal.

   El tratamiento empírico se aplicará conociendo la ley de Oppenheimer:”La analítica será normal cuando, antes de tener los resultados, se inicie cualquier tratamiento”.

    1ª regla del Dr. Cohen: “Lo que no se tome no le puede hacer daño”.

   Regla de Huxley: “El mejor tratamiento reciente es peor que el bueno tradicional

   En COVID, como no hay tratamientos específicos indicados, no espere nada de la Homilía de Hodgins: “Una medicina milagrosa es cualquiera que produzca los efectos que dice el prospecto”.

    Ley de Maine:”Los errores más garrafales son los que menos se notan y siempre son achacables al paciente”.

     Sobre la regla de Milo: “Como las demás enfermedades, COVID se cura sola o no se cura”. El médico solo ayuda en el dilema.

Principio de Merkin: “Los casos complicados tienen soluciones sencillas y fáciles de entender, que siempre resultan erróneas”.

Equipos médicos

-Debido a la complejidad y gravedad del tema, un solo médico nunca abarcará los conocimientos suficientes para actuar responsablemente. Debe trabajar en equipo siguiendo los principios generales de los que recogemos algunos.

      Ley de Wolinski: ”La mitad del tiempo de una sesión clínica transcurre explicando a los demás por qué no tienen razón”.

       Sentencia de Napoleón:”Un comité garantizará la persistencia del problema para el que se creó”.

        Ley de competencias: “El número de opiniones y propuestas es inversamente proporcional a la competencia de los participantes”. Corolario: El participante más activo siempre es el Jefe, salvo que participe el Gerente.

-Lamento final de Logan “Ninguno de sus pacientes fallecidos, al menos los de COVID, podrá agradecer las atenciones acompañándole en sus exequias

Dejar respuesta