pandemica
pandemica

(En plan desenfadado)

            TÉRMINOS DE CONTINGENCIA EN LA JERGA PANDÉMICA

              (En plan desenfadado)

   Estamos en Pandemia. El objetivo de este artículo es justificar la aparición de una jerga en torno a esta situación, que permite excluir a los que no sean de la “banda”. Todos los que han vivido o sufrido la COVID-19 durante unos meses, ya sean políticos, sanitarios, periodistas, tertulianos e incluso enfermos, manejan con envidiable soltura una terminología que sólo ellos comprenden. Y les va bien. Se les ve seguros de sí mismos. Si quieren conformar una especialidad, que  requiere una jerga para consolidarse, van por buen camino, comprobando que los profanos no osan siquiera opinar, so pena de hacer el ridículo.

  Explicaré el título del artículo con dos palabras para que quede claro:

Contingencia. Es una de las palabras más consultadas por Internet a la RAE, tras su amplio uso por el Gobierno y sus portavoces. Según el diccionario de la RAE significa en su primera acepción “Posibilidad de que algo suceda o no suceda” y por si hubiera alguna duda, la segunda acepción es “Cosa que puede suceder o no suceder”.¿Aclarado?

Pandémica. Palabra que procede de “pande”, 1ª persona sing. presente del verbo “pandar”, que significa trampear, engañar, timar…Los políticos y sus “voceros” lo conjugan con gran habilidad. Cuando la situación se extiende entre los políticos de todo el mundo, la OMS, cuyos miembros también lo conjugan a menudo, declara el estado de Pandemia y la situación creada sería Pandémica ¿Alguna duda?

  Este año 2020 está resultando Pandémico. Encienda la TV, abra un periódico, radio, redes…y todo es Pandemia, es decir eufemismos, errores preparados entre miles de datos, gráficas sesgadas con trampas, o sea, desinformación.

  Recuerdo a un brillante conferenciante, que distribuía estratégicamente cada 5-6 minutos algún “chiste” o disparate para regocijo de todos. Pretendía de los oyentes, según me confesó, el comentario de la anécdota y el olvido del contenido. Siempre lo lograba. ¿Alguien recuerda algo magro de las horas y horas dedicadas por nuestro Presidente a informarnos de la “buena gestión” de la Pandemia? Sólo quedan los gazapos resaltados por los adversarios y alimentados por las redes.

   La Ciencia ha sustituido antigüedades  como “remedios”,”tifoso”, “quina”, “calenturas”, etc. por fármacos, somnoliento, hidroxicloroquina, fiebre, etc. pero también incorpora palabras populares que entiende todo el mundo como resfriado, resistencia, redes, bicho, virus, encuesta,…A los Médicos ya se les entiende todo. Es una vergüenza. Hay que aprender de la excluyente jerga de Ingenieros, Abogados, Informáticos y otros. ¡Qué nivel exhiben!.

  La actual situación nos ha traído gran cantidad de términos que, vengan o no a cuento, pueden servir de jerga básica para constituir la especialidad de “Pandemía”. Este pequeño diccionario pretende ayudar a tal objeto. Incorpora palabras de libre uso e interpretación disparatada, no mucho mayor que la situación en sí. Los términos oídos o leídos durante la Pandemia, están cogidos, perdón tomados, del castellano con polisemias y errores; muchos están inspirados, cuando no copiados, al estilo de nuestros políticos, de los deliciosos libritos “La Medicina del Revés” de J.G.N. y “Fármago” del mismo autor.

A/

    Ageusia. Imposibilidad de saborear la aplicación de responsabilidades a los políticos por su mala gestión. Siempre se van de rositas.

   Analítica. Estudio anal pormenorizado.

   Ancianos. Se refiere al segmento social más egoísta; acaparador de años, enfermedades, medicamentos y letalidad. En la Pandemia actual se han ganado a pulso el sentimiento de Gerontofobia.

    Aislamento. (J.G). Método preventivo para separar a las personas siempre quejicas o permanentemente sufridoras, con objeto de evitar la propagación de su enfermedad.

    Anosmia. Característica de los ciudadanos en Pandemia, consistente en que no se huelen lo que les espera. La asociación con la ageusia origina el síndrome asinestésico trágico para lo que se nos avecina.

    Antiaséptico. Guarro, con fobia a la limpieza.

    Antibiótico. Milagrosa y segura sustancia, paradigma de contingencia (o cura o no cura) de todo medicamento: “Todo mal lo cura/ y si no lo cura/ y el bicho mata/ lo arregla el cura/ y el enterrador lo tapa.”

     Anticuerpo. Antimateria inmunológica.

     Antigenio. (J:G) Sustancia capaz de producir una respuesta específica en aquellas personas negadas para cualquier forma de arte.

     Antítodo. (J.G.) Perteneciente a la nueva generación de “fármacos antisistema”, se utiliza para contrarrestar los efectos de cualquier cosa.

     Aplanamiento. Estudio emocional de la población cuando la curva de  contagiados ni sube ni baja.

     Aplausómetro. Temporizador para controlar el tiempo de homenaje a los sanitarios de la Pandemia. En ningún caso podían ser compatibles con suministro de equipos protectores.

     Asintomatico. Palabra de origen gastronómico murciano “ah, sin tomatico”.

B/

     Balconin. Actividad emprendedora, creada durante el confinamiento como escaparate domiciliario para mostrar banderas, cacerolas, sartenes, adherencias, rechazos y cualquier otra habilidad.

     Barbijos.  Sencillos cubrebocas , que generalmente son mas baratillos que las mascarillas.

     Barrunto. (J.G.) Diagnóstico de presunción.

     Beligerente. (J:G.) Responsable de entidad sanitaria siempre en guerra con sus empleados.

     Bestiametasona. (J:G.) Es el corticoide más bruto conocido hasta hoy. Pero en los casos más graves de la Pandemia hay que actuar “a lo bestia” si es preciso.

      Betalactámicos. Los más populares de los antibióticos griegos. Los alfa, beta y deltalactámicos  ya no se utilizan.

     Bocanada. Unidad epidémica de medida: a)Número de virus expulsados o adquiridos por un ciudadano en cada movimiento bucal, b) Número de viajeros contagiados que salen por la boca del Metro en horas punta.

     Bolos. Recorrido de “cómicos de escasa habilidad” por tertulias de TV y Radio para hablar de la Pandemia. Todos se quejan de participar en un “embolao” y el resultado es la puesta en circulación de “bolas” (fake news).

     Broncoscopia. Mirada ruda y bronca, que cuando se hace a través de un tubo molesta al enfermo una barbaridad. Los camorristas del tubo son los endoscopistas.

     Bronquitis. Cuadro evaluable en COVID-19. Los ancianos (camorristas, protestones y fumadores) suelen presentar : tos, expectoración y disnea; triada conocida como “achaque”

     Burogracia. Actividad profesional muy valorada en los sanitarios cuando se ejerce con vocación y alegría. Cuando no es así, se pasa a la situación B administrativa conocida como Burocracia.

     Busporfreno. (J.G.) Investigado originalmente como antinflamatorio, en la actualidad se utiliza más como líquido de frenos de los autobuses.

C/

     Cábala. Método de cálculo de contingencia utilizado por epidemiólogos rigurosos para acertar en el cien por cien de los casos.

     Cacahuele. Reactivo popular usado para comprobar en el propio domicilio la anosmia en COVID. Se recomienda no utilizar el mismo reactivo para la prueba de la ageusia.

     Cabrónico. Indicador del fallo de la saturación de oxígeno que, como se sabe, es debido al desequilibrio por exceso del dióxido de cabrono.

     Caseina. Habituada a estar en casa durante el confinamiento con riesgo de fobia a salir  (agorafobia).

     Cátarro. (J.G.)Dícese del resfriado herético, que se suele curar llevando una vida ascética.

     Cateterismo. Penetración en conducto o cavidad, tras obtener el consentimiento informado para evitar acusación de violación consumada.

     China. País productor-exportador de virus, epidemias y problemas a bajo precio.

     Celulitis. Inflamación de las células infectadas.

     Ceso. Sufijo de abs, ac, de, y pro. No confundir con “dimito”, para lo que no hay razones objetivas, que dicen los políticos.

     Clister. (J.G.) Enema descubierto y desarrollado por la Orden del Clíster, muy en boga durante los siglos XVII y XXVIII

     Cloroinquina. Rencor contra el Presidente Trump por defender los derivados clorados, hidroxicloroquina y lejía, para su propio uso.

     Cmax. Concentración máxima de un fármaco necesaria para tratar un proceso. Se debe expresar en kilos según la Industria Farmacéutica. En contraste, la Cmin. Es la cantidad suficiente según la Administración, que la expresa en mcg. o mejor en términos homeopáticos.

     Cociente terapéutico. Resultado de dividir el beneficio del farmacéutico por el del paciente. La aproximación a cero indica buen pronóstico.

     Con.  Preposición epidemiológica que indica aproximación. Unas veces apunta riesgo como contagio, contaminación, consejería o consuegra; otras eficacia, como con gestión o con tacto y otras seguridad, como confinamiento o condón.

     Confinamiente. El que llama al trabajo desde el bar afirmando estar confinado en casa.

     Contaminador. Comunicador experto en producir y diseminar “bolas” durante las epidemias.

     Contingencia. Predicción pandémica sobre número de afectados, que será entre uno y cien millones o ninguno.

     Coronavirus. Virus reales, que desde su exilio en Oriente se han convertido en plebeyos, adaptándose a vivir en todos los países del mundo, cualquiera que sea su  ideología.

     COVID-19. Eufemismo vergonzante impuesto por la OMS para no llamar al resfriado chino por su nombre.

     Crítico. Enfermo tocapelotas.

     Cuarentena. Periodo de control. Como su nombre indica es de “ca tor ce” días exactamente. Por el contrario la veintena es, por aproximación, entre 20 y 29 días.

     Curvas. Expresión erótica de las gráficas.

D/

     Dañinos. Animales perjudiciales ¿virus, murciélagos, chinos, políticos,…?

     Datos. Material de construcción de gráficas, informes y previsionesque permiten justificar lo injustificable.

     Deceso.  (J.G.) Acontecimiento fatal en la vida de una persona que le lleva a cesar por defunción.

     Deculito prono. Posición más adecuada que el decúbito porno para ventilación pulmonar.

     Defervescencia. Evolución favorable de la enfermedad, caracterizada por la eliminación de burbujas de gas; el pedo salvador que decían los antiguos.

     Defunción. Abandono de cualquier función. Frecuente en los funcionarios muy ancianos.

     Des. Indica inversión de la palabra asociada como en: desescalada = volver a escalar, desfallecer = resucitar o desmayo = abril.

     Destilación. Proceso laboral estimulado por reactivos pandémicos (PCR, alarma, cuarentena…). Se inicia con la vaporización personal de su Servicio, condensándose enseguida en el gimnasio o cafetería. Cuando se esfuma y vuelve al trabajo en estado sólido después de una cuarentena, se denomina sublimación

     Diagnosticismo. (J.G.) Doctrina médica que declara inaccesible al entendimiento humano la identificación de una enfermedad.

     Diarrea. DIARia y profusa evacuación intestinal; la mental, frecuente en epidemias,  cursa con profusión de decretos, normas e informes contradictorios. El tufo social puede resultar insoportable.

     Diezmás. Unidad de medida del crecimiento diario de diezmados por la Pandemia.

     Dismea. (J.G.)Jadeo con el que algunas veces se acompaña la evacuación del aparato urinario, especialmente tras un largo periodo de incontinencia.

      Dispensar. (J.G.) Lo que hace un boticario que piensa de forma defectuosa.

      Distancia social. Es la que establece la diferencia entre ricos y pobres. Sanidad propone aumentarla como distancia de seguridad para evitar contagios.

( Continuará)

Médico. Universidad Complutense de Madrid

Dejar respuesta